domingo, 22 de mayo de 2022

La cuenta atrás para el verano

 ¡Hola, hola!

Sé que hace bastante que no me paso por aquí, pido perdón. No estoy encontrando mucho tiempo, todo sea dicho. Estoy bastante más activa en instagram, porque es más fácil subir el contenido desde el móvil y tengo todo más a mano, os dejo el usuario por si os apetece tener más contacto por ahí: @adictaloslibrob. Pero bueno, pese a la falta de tiempo, voy a intentar traeros reseñas, aunque haya más tiempo entre una y otra. 

Hoy os traigo un libro que leí hace unos meses, empecé a leerlo en el avión cuando fui a Madrid a ver a uno de mis mejores amigos, y la verdad es que me gustó.



Nombre: La cuenta atrás para el verano.


Autora: La Vecina Rubia.


Editorial: Libros cúpula (Planeta).


Páginas: 416.


LA VIDA SON RECUERDOS Y LOS MÍOS TIENEN NOMBRES DE PERSONA ¿Sabrías decir cuántas personas han formado parte de tu vida y cuántas han sido capaces de cambiarla? Las últimas son las que realmente importan. Lauri, la primera y más responsable amiga de la infancia y Nacho, mi primer amor de la adolescencia. La malhumorada y siempre sincera Lucía, la calmada Sara y el sarcástico Pol. También Álex, el que siempre vuelve, y la única mujer capaz de susurrar gritando, Laura. Y por supuesto, MI PADRE, en mayúsculas. La cuenta atrás para el verano entrelaza en el tiempo, la vida de una rubia, que soy yo, y la de las personas que han supuesto el aprendizaje más útil que atesoro, porque en el fondo, conocer a las personas más importantes de tu vida es conocerte a ti misma. Nombres propios que me ayudaron a dar el salto desde la adolescencia a la madurez, despeinándome en el camino el pelazo, pero construyendo un cerebro debajo. Esta novela está basada en ilusiones reales que me he inventado algunas veces. Reconocer cuáles es algo que estará dentro de cada una de nosotras.





La Vecina Rubia es una influencer que siempre me ha gustado, porque tiene un humor irónico muy bueno, escondiendo tras elementos "superficiales" reflexiones profundas y comentarios muy inteligentes; contribuye a causas que merecen la pena, relacionadas con ONGS, emergencias... y es una gran amante de la ortografía. Además, en el mismo día con ella puedes reírte a carcajadas o llorar como una magdalena, y es que por lo menos conmigo ha conectado más allá de la pantalla y ha logrado crear un chat de amigas maravillosos con los miembros de su comunidad.
Cuando vi que iba a sacar un libro, no sabía exactamente cómo sentirme, porque me encanta seguirla en redes, pero ya una novela eran palabras mayores. Reconozco que me invadió el prejuicio del influencer escritor, ese que te dice que una persona, simplemente por ser conocida, consigue publicar un libro, a pesar de que este no cumpla lo que se le exige a otros para poder ser publicados. Sé que los prejuicios son malos, sé que no debería haber pensado así, pero son cosas que vienen a mi cabeza y me dan desconfianza, no es justo, lo sé, y debo corregirlo. De hecho, la pobre Vecina por culpa de estas cosas se habrá tenido que esforzar el doble, porque tiene que cargarse ese prejuicio que está en la mente de muchas personas. El caso es que yo no pensaba leerlo hasta que pasara un tiempo y empezara a ver reseñas de todo tipo, para contrastar opiniones y decidir si al final me animaba. Total, que la vida me sorprendió cuando mi madre apareció a la semana de salir el libro con él en la mano, porque me lo había comprado al verlo en el escaparate, ya que ella sabe que adoro la cuenta de esta mujer. ¿Tengo la mejor madre del mundo? Confirmo. En fin, ya tenéis la explicación de por qué he acabado leyéndolo tan pronto.

"La vida es como una serie donde los protagonistas van cambiando constantemente; unas temporadas son más interesantes, otras menos, en otras aparecen nuevos personajes secundarios y en otras vuelven protagonistas olvidados, pero cada año esperas un estreno con toda la ilusión del mundo."

El caso es que el libro me ha resultado muy entretenido, lo he disfrutado mucho. Ha habido partes con las que he conectado más y otras con las que he conectado menos, pero me ha gustado. De hecho, coincido en lo que la mayoría dice de él, leerlo es como irte a tomar un café con una amiga a la que no ves desde hace tiempo y poneros al día de vuestras cosas. La Vecina nos habla de las personas que fueron importantes para ella o que le enseñaron algo valioso en la vida, como su primer amor, su grupo de amigas, su padre... Nos cuenta anécdotas que podría haber vivido cualquiera, lo que hace el libro un poco más nuestro, de hecho, hay una que cuenta de las fiestas del pueblo con su amiga Laura que me ha dado verdadero miedo, porque a una amiga le pasó exactamente lo mismo. No sé cuánto de esta historia le pasó a ella, cuánto son recopilaciones de vidas de otras personas y cuánto es ficción, pero es una novela muy realista, que está escrita de forma que hace que leerlo se haga amena, que te rías y que asientas ante muchas verdades que cuenta la autora y empatices con ella. Porque todos nos hemos fijado en esa persona que no era tan buena para nosotros, pero que justificábamos todo lo que hacía porque estábamos cegados de amor, todos hemos tenido un viaje inolvidable, sentido saltar el corazón en el pecho o pasar por dificultades. Me gustaría resaltar, especialmente, tres partes. La primera es la de Nacho, porque refleja la juventud, el primer amor, el ser inocente y darlo todo en una relación, y también que que una persona tome las decisiones por nosotros, aunque crea que lo haga por nuestro bien, no es lo correcto. La segunda es la parte de Álex, porque me sentí muy reflejada en ese tipo de relación en el que uno aparece cuando quiere y el otro siempre está ahí porque está enganchado. Es muy duro, la autoestima lo sufre y el corazón aún más. Y bueno, la tercera es la de su padre. Yo ya sabía lo que le había ocurrido al padre de la Vecina al seguirla en redes, por lo que cuando llegué a sus capítulos, preparé el paquete de kleenex. Creo que la parte que más me llegó, la más emotiva con diferencia, y es que, si en estas páginas no es necesario vivir una situación similar para empatizar, imaginad si estáis viviendo algo parecido, lo que es mi caso (no es el mismo caso exactamente, pero sí tiene relación). Me sentí tan representada y acompañada, con todo, con la no aceptación, el no poder de hablar de ello sin llorar, el salir y no contar nada a tus amigos, en parte porque sabes que no cambiará nada, en parte porque no quieres amargarlos y molestarlos con tus problemas y también te gustaría desconectar de todo lo malo que pasa en tu vida, el dolor en el pecho, el enfadarte con la situación, no entender por qué la vida es tan injusta y ver como se va apagando una persona. Es muy duro, y es un proceso en el que te sientes muy solo, porque normalmente la gente no lo entiende, aunque lo intente. Por eso en esas páginas me he sentido muy arropada.
También disfruté, por supuesto, de las vivencias con sus amigas, aunque mi preferida era Lucía, con diferencia, y fue justamente con la que ella tuvo su distanciamiento. Es una pena, porque me pareció la más auténtica de todas, porque aunque muchas veces no queramos oír determinadas cosas, necesitamos escucharlas. Lucía a veces era un poco bruta, pero muy buena amiga, porque la protegía y no maquillaba las cosas, decía las cosas como eran. Entiendo que a veces eso no nos viene bien y lo que buscamos es una persona que nos diga sí a todo, pero al final nos damos cuenta de que quiénes son amigos de verdad, dicen las cosas como son, y creo que la Vecina con el tiempo, también se dio cuenta. Hubo partes del grupito que me gustaron mucho, pero es cierto que algunos  capítulos se me hicieron un poco más pesados, dependía de la persona y también de lo que nos contara sobre ella.
He de reconocer que hay muchos guiños a publicaciones suyas en redes sociales y frases muy suyas, así que había partes del texto que parecía que había leído ya una infinidad de veces, porque ya las conocía y bueno, eso puede cansar un poco, si ya estáis acostumbrados a seguir su cuenta. Asimismo, al estar contado todo desde la visión de la Vecina, no he sentido conexión con los otros personajes, en general, porque es como si alguien te hablara de otras personas, pero tú no llegaras a conocerlas. Y del final, decir que con tanto revuelo de que nadie contara nada sobre él, pidiéndose eso por todos lados, me esperaba otra cosa. Es un buen final, pero sin más, diría que es lo normal que puede pasar en la vida, ¿no? Que me gustó, pero tampoco es un final que rompa los esquemas.

En fin, la verdad es que me ha gustado bastante más de lo que esperaba. Se habla de que tendrá segunda parte, si es así, seguramente la leeré.

¡Besotes!







6 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Pues pensaba dejarlo escapar, pero tu buena experiencia con él ha hecho que me plantee leerlo en algún momento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Me alegro de que hayas disfrutado de este libro, cierto es que por lo que cuentas tiene muy buena pinta. Espero que estes bien, hacía tiempo que no pasaba por aquí
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! No sabía que la Vecina Rubia había sacado un libro. Yo la seguía hace un montón de años (y me hacía mucha gracia), pero como me cambié la cuenta de Twitter, pues le perdí un poco la pista. No creo que le dé una oportunidad al libro, pero me alegra que a ti te haya gustado :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Ah, entonces allá andas en Instagram también.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! leyendo de que va, y tu opinión, creo que no lo leería. No es un tipo de historia que suela leer.

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Alpispa!
    Mira que desconocía a la autora y su libro totalmente, pero he leído tu reseña y la verdad es muy interesante, no descarto que pueda leer el libro muy pronto.
    Saluditos.

    ResponderEliminar

¡Hola! Gracias por dejar un trocito de ti en el blog, con ello me sacas una sonrisa enorme. Pero recuerda, no faltes el respeto a otras personas y, por favor, no hagas spam.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...